facebook  twitter  youtube

telefono(011) 4773-8588

whatsapp15-5637-0534

emailescuelaoriente@fibertel.com.ar

Aromaterapia

Los aceites esenciales provenientes de plantas fueron usados desde la antigüedad en baños y cosméticos. Los aromas provocan en nuestro cuerpo una serie de reacciones emotivas. De todos los sentidos el olfato es el que está más directamente relacionado con el centro emocional-instintivo del cerebro. El olor se detecta primero por la mucosa detrás del tabique nasal, que contiene células receptoras olfativas. Al inhalar las moléculas odoríferas se filtran y calientan y estimulan a las neuronas olfatorias. De esta manera la información pasa al cerebro y se relaciona con los recuerdos, sentimientos y emociones.

También se transporta a la sangre siendo absorbido por la piel.

Los aceites esenciales se aplican por medio de masajes, diluidos en otros aceites como el aceite de almendras, girasol jojoba etc; en compresas, en inhalaciones y agua del baño, o para ahuyentar insectos, en aromatizadores de ambientes.

Mencionaremos algunos de ellos:

TOMILLO: Calma la tos, antiséptico, fluidifica el catarro. Para baño es refrescante (5ml en el agua de la bañera), activa la digestión.

ENEBRO: para reumatismo, propiedades analgésicas, estimula eliminación urinaria , alivia calambres, elimina gases, combate la celulitis en masajes reductores.

MELISA: calma la ansiedad y la excitación, baja la fiebre, alivia los cólicos, evita el insomnio, sedante.

ROMERO: estimula el sistema nervioso central, mejora la memoria, para la indigestión hepática.

NARANJA: calmante, antiespasmódico, disminuye los cólicos , masajes en abdomen para la indigestión.

LAVANDA: Muy buen sedante para el insomnio: colocar una gota en la almohada. Alivia dolores musculares y el dolor de cabeza, colocar una gotita en la sien. Antiséptico: para el acné y eccemas, para limpieza de heridas y cortes y quemaduras.

RECOMENDACIONES GENERALES:

  • No aplicar los aceites puros en la piel
  • No ingerir en ningún caso
  • No usar en embarazadas
  • No usar Romero en caso de hipertensión arterial
  • No exponer los aceites al la luz o el calor
  • No tomar sol luego de colocarlos en la piel